Nebulización de Aromas – Limpieza y cuidado de las máquinas

Mantenimiento y limpieza de la maquina nebulizadora.

Tener una máquina automática de nebulización de aromas, además de ser una cómoda herramienta para el marketing olfativo como para nuestros hogares, requiere una serie de cuidados, sencillos de realizar y con unos minutos la dejamos totalmente limpia y operativa.

Para entender el funcionamiento y la limpieza de este tipo de máquinas debemos de entender como trabaja y con que trabaja. Solo así podemos saber cuál es el mantenimiento óptimo para alargar la vida de nuestras maquinas. Así pues, comento una breve descripción del funcionamiento de ellas.

Una máquina nebulizadora contiene un pequeño y potente generador de aire que lo inyecta a un mecanismo acelerador. Este mecanismo absorbe las moléculas del perfume para crear una microdifusión continua. La pieza aceleradora permite esparcir rápidamente las moléculas del perfume de forma liviana en nano partículas por la boquilla de la máquina.
Esta atomización de moléculas es respetuosa con el medio ambiente: no usa gas, simplemente aire y un acelerador de rotación y difusión de partículas.

El mantenimiento de las máquinas nebulizadoras de aromas. Como bien se sabe el funcionamiento de las máquinas se basa en un pequeño y potente generador de aire que inyecta la fragancia esencial hacia un mecanismo acelerador, ese mecanismo absorbe las moléculas del perfume que contiene el depósito y crea una micro difusión continua. Esto es, una especie de niebla aromática que sale de la máquina. La pieza que permite la difusión no siempre se puede mantener limpia debido a que la densidad de los aceites esenciales que con el tiempo va dejando restos grasos y obturando el tubo por donde debe subir el producto.

La buena noticia es que limpiar requiere muy poco tiempo y es una tarea sumamente sencilla. Solamente debemos seguir los pasos que a continuación voy a comentar. El material que necesitamos es alcohol etílico, a ser posible de 96º. La limpieza la debemos de hacer cada medio año y cada vez que cambiemos de aroma.

 

¿Cómo límpiar una máquina nebulizadora de fragancias?

En el caso de limpiar cada seis meses, se debe de seguir los siguientes pasos:

  1. Vaciar el contenido del envase a otro recipiente.
  2. Dependiendo de la capacidad, llenarlo ⅓ con alcohol etílico (no recomiendo isopropílico).
  3. Colocar el deposito en su sitio y dejar funcionando la máquina unos 10 minutos, al menos 5-8 nebulizaciones.
  4. Fijarse en la cánula del depósito que va al cabezal: Si se ve algo sucio limpiarlo con alcohol (no confundir los diminutos filtros o muelles que en muchas ocasiones hay instalados dentro de ella).
  5. Una vez realizado este proceso, tirar el alcohol sobrante del depósito y volver a llenarlo con el producto a nebulizar.

En el caso de un cambio de aroma, sería repetir todos los pasos anteriores y además:

  • Limpiar el depósito con alcohol etílico hasta que la fragancia restante se aprecie muy poco. La cantidad dependerá siempre de la capacidad total del depósito, que pueden ser (según modelo de máquina) desde 100 ml. hasta 5 litros.