La creatividad en la perfumería

Feb 17, 2016 | 0 Comentarios

pedro-uribarriEn el área en la que me muevo, el perfume, la creatividad juega un papel importante. Como técnico perfumista muchas veces estoy sometido a desgranar cada nota olfativa, como si de una pieza musical hiciéramos una partitura. En este campo la búsqueda de lo único, de lo original dentro de la subjetividad del ser humano es primordial.

Contamos con miles de materias primas, naturales y de síntesis, pero hemos de conseguir estimular sentimientos en las personas, tocar el alma de cada persona y conseguir mover impulsos satisfactorios, o gratos recuerdos. No es fácil, lo aseguro. No es fácil porque la creatividad en la perfumería nos lleva a dos campos:

  1. El perfume en sí, la formulación. Conseguir una armonía de notas olfativas

  2. El envase, representar en su continente y envoltorio la idea que se plasma en la fragancia.

A estas dos vías de creatividad luego acompaña el marketing audiovisual, que no deja de ser un “bastón” de apoyo para el lanzamiento de una nueva marca.

El éxito del creativo en el área del perfume, es cuando no solo se consigue introducir en el mercado un producto por la segunda vía y su marketing. Es cuando deja huella en los sentimientos, donde el tiempo no pasa y se estaciona en un remolino sin fin de recuerdos. Donde aflora un bienestar, un odotipo personal que da una “imagen” única en la persona que lo lleva. Un ejemplo sería Chanel 5, una persona Marilyn Monroe.

Cuando fracasa la creatividad en el perfume las pérdidas son inconmensurables, primero para el perfumista como yo, luego para el resto del departamento. Se puede crear un diseño magnífico, exitoso, una buena campaña, pero una mala fijación, o una fragancia que no mueve los sentimientos. Es difícil saber el porqué, dado que el perfume es un mundo en cada piel, las culturas varían según gustos y preferencias, incluso el clima hace del ser humano una especie con un gusto endémico si se me permite esa expresión.

Otras veces el fracaso del creativo viene por un fallo en el diseño del envase, un envase no atractivo no motiva, no vende, no despierta el deseo. Recordemos que el envase es lo primero que ve el comprador. Por último está la campaña publicitaria, el marketing. En muchas ocasiones una mala campaña puede dar al traste con un perfume.

En resumidas cuentas, la creatividad en un perfume depende de varios departamentos creativos, que no en muchas ocasiones están en sintonía: el laboratorio (donde un servido se encuentra), el envase, el packaging (su envoltorio), y la campaña publicitaria (marketing comercial en medios audiovisuales y multimedia).

17 de febrero de 2016. Pedro Uribarri (Technical Perfumer)©

cclicencia Este artículo de Barri Perfumes (Ambientadores & Fragancias) está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

creatividad en el perfume