Natural vs. Síntesis en la Perfumería

May 24, 2015 | 0 Comentarios

pedro-uribarriNatural, el concepto.

Cuando hablamos de componentes orgánicos naturales podemos preguntarnos si el hecho de obtener un perfume 100% orgánico natural te haría más orgánico (natural). La respuesta seguro que tu misma lo intuyes. Entonces a qué se debe la excesiva obsesión sin un conocimiento previo de lo que es o no es natural.

Los componentes que usamos en la perfumería son testados, permitidos y cuidadosamente controlados por unas regulaciones severas y serias internacionales. Por ejemplo por IFRA, International Fragrance Association [1] .

La fina línea que separa lo natural de lo llamado síntesis natural a veces difícil de definir ¿Qué es orgánico y qué no? ¿Es lo orgánico lo natural? ¿Si preparamos un componente natural deja de serlo por el hecho de modificarlo para su uso cotidiano? Una cuestión más.

natvssintetico

Antiguamente muchos componentes usados en la perfumería eran orgánicos naturales. En su primera etapa como materia prima provenían al uso directamente. Por ejemplo: el ámbar gris [2] de la ballena o de hormonas de animales (ejem., del puma). En el reino vegetal con plantas o árboles como el sándalo (Santalum álbum). Tenemos que tener cuidado y respeto por lo natural, que llevado al extremo de lo irracional nos puede llevar a aniquilar la propia naturaleza y lo natural, que es la vida.

El perfumista compone la sinfonía de los aromas, como un director de orquesta con diferentes instrumentos

Antes de proceder a elaborar un estudio que pueda dar algo de luz a estas cuestiones, como perfumista confirmo que ningún componente cien por cien natural garantiza que no nos produzca una reacción alérgica.

No hay certeza de que la síntesis de lo natural (lo natural modificado) para obtener notas olfativas vaya a ser más o menos “reactivo” que un componente de origen de primera materia prima.

Un ejemplo, yo tengo una alergia aguda a la savia blanca que desprende el tallo de la flor del Diente de León (Taraxacum officinale). Esta savia lechosa que contiene generosas cantidades de látex natural. Pocas cantidades de esa savia me pone la cara como si me hubieran dado una paliza en un combate de boxeo. Una alergia de mi cuerpo que reacciona de forma desmesurada ante las proteínas contenidas en el látex natural.

Ningún componente cien por cien natural garantiza que no nos produzca una reacción alérgica

Muchos naturalistas y profesionales del perfume creemos que ni un ingrediente natural de origen y de síntesis natural (modificación de lo natural) es peor o mejor. En modo comparativo, es como una receta en la alta cocina realizada por un gourmet. Usando variaciones de ingredientes naturales y bajo preparativos en diferentes modos de cocinado, se consiguen nuevos sabores y sensaciones gustativas. Existen otros componentes totalmente sintéticos de los cuales yo personalmente rechazo y no los recomiendo. Por ejemplo, la gran mayoría de los derivados del petróleo. Ya hablaremos de ellos más adelante en otro artículo.

No hay que confundirse con esos nombres técnicos. Muchas veces escritos en latín o en terminologías netamente científicas. Muchos de ellos, y de hecho la gran mayoría hacen referencia a productos naturales.

En el mundo del perfume como en otros ámbitos de la química, en ocasiones gusta “jugar” con las terminologías.

¿Qué es natural? Lo orgánico es natural. Los compuestos orgánicos se pueden combinar. Combinados, podemos modificar o alterar notas olfativas como quién crea una partitura para componer una sinfonía. El perfumista compone la sinfonía de los aromas, como un director de orquesta con diferentes instrumentos.

© Pedro Uribarri – Perfumer Technician

[1] La Asociación Internacional de Fragancias (en inglés International Fragrance Association IFRA ), con sede en Ginebra, Suiza, fundada en 1973. Es el órgano representativo de autorregulación de la fragancia de la industria de la perfumería y cosmética en todo el mundo. Su objetivo es garantizar la seguridad de las materias primas en la elaboración de fragancias mediante un código de práctica y estándares de seguridad, como protección de los clientes y del ambiente.
IFRA, publica una lista de las normas en el uso de las materias primas. Limita el uso de ciertos componentes y/o prohíbe el uso de algunas materias primas según las investigaciones y resultados del Instituto de Investigación de Materiales de Fragancias (RIFM), que investiga constantemente datos relativos a la seguridad de las materias primas en las fragancias.

[2] El ámbar gris es una secreción biliar de los intestinos del cachalote. Se suele encontrar esporádicamente en las playas, o en la superficie del mar. Se usaba antiguamente como fijador en la perfumería. Hoy en día ha sido sustituido por otros componentes en gran mayoría.